Gracias por su interés por General Hidroponics

En el año 1990, William Texier y yo creamos en Sebastopol (California) una de las primeras granjas hidropónicas del mundo, la “White Owl Waterfarm”, que sirvió de inspiración a numerosos proyectos hidropónicos.

Allí adquirimos la mayor parte de nuestros conocimientos y experiencia, cultivando una amplia variedad de plantas desde tomates y pimientos a chiles, ensaladas, hierbas diversas, judías y guisantes, habas, coles, acelgas, así como fresas y physalis entre otras muchas. Incluso lo intentamos con zanahorias y remolachas, aunque sólo para comprobar la viabilidad de la prueba.

La granja constaba de 450m2 cubiertos con AeroFlos de diversos tamaños. Utilizando únicamente las Flora Series y nuestros reguladores de pH, fue como logramos los mejores resultados. En el invernadero, el programa para la regulación de la ventilación y la temperatura -elemento prioritario- era muy básico pero suficiente.

Dado que nuestra idea consistía en mantener una inversión de bajo consumo pero duradera y accesible a nuestro bolsillo, optamos por la simplicidad, usando el ojo humano como principal medio de control.

En lo que a ventas se refiere y con vistas a satisfacer la demanda de restaurantes y tiendas de comestibles de alta gama localizadas en el norte de la bahía de San Francisco, nos especializamos en el cultivo de la albahaca genovesa así como del pimiento dulce amarillo y rojo. Con productos frescos y sabrosos y un rápido servicio local de distribución, The White Owl se convirtió rápidamente en una empresa autosuficiente.

 

Nuestro concepto de microgranja hidropónica no sería posible sin los sistemas hidropónicos. Nuestra elección se decanta por el AeroFlo, el cual tras 25 años de cultivo hidropónico, sigue siendo nuestro preferido tanto para las operaciones pequeñas como para las más grandes.

El AeroFlo es una máquina de alta tecnología adaptada a nuestras necesidades diarias. Mantiene un nivel de oxígeno perfectamente adecuado en la solución nutritiva así como una excelente tasa de circulación, dos condiciones básicas para un buen crecimiento. Se trata de un sistema modular rápido y flexible susceptible de ser utilizado tanto para la propagación como para la producción.

El AeroFlo se ajusta a cualquier área de cultivo. Requiere una inversión única y durable, un mantenimiento mínimo y es de fácil utilización. En función de los cultivos, podemos utilizar también nuestros sistemas DPS Hydro, como ocurre especialmente en el caso de tubérculos como el gengibre o en el de la producción de menta.

 

Si en 1991 las granjas hidropónicas como nuestra White Owl Waterfarm estaban un poco adelantadas a su tiempo, pensamos que, ahora en 2014, ha llegado su momento. 

Ya existen algunas, repartidas aquí y allá por el planeta, y su uso se extiende rápidamente, pues  tales granjas triunfan allí donde se establecen. Hoy en día, mi meta consiste desarrollar al máximo las microgranjas hidropónicas ya que constituyen la respuesta adecuada a algunos de los más importantes problemas ecológicos y sociales a los que el ser humano se enfrenta actualmente .

Estos sistemas de pequeño tamaño, baja inversión y alto rendimiento aportarán comida saludable a nivel local contribuyendo así al bienestar de la comunidad, poniendo de nuevo la producción de alimentos básicos en manos de cada uno de nosotros, que es precisamente lo que nuestra sociedad necesita hoy.

Noucetta Kehdi

Spanish